Desde que el planeta Urano ingresó en el signo de Tauro, se hicieron evidentes los desequilibrios económicos. El ingreso de Urano en Tauro es en la Casa 7 (socios y acuerdos) de Argentina enfrenta a Júpiter. La relevancia que asume este planeta en la Carta de Argentina es porque está ubicado en la Casa 1 en Escorpio y a su vez rige la Casa 3 referida a acuerdos firmados internacionales. Cuando Urano se enfrenta a Júpiter, nada queda como estaba, y menos cuando Urano está en Tauro sacudiendo fuertemente la economía mundial.  Que Urano (cambios súbitos) se enfrente a Júpiter (principios conciencia , el comercio, las finanzas de alto nivel, prosperidad) trae consigo el derrumbe de todo lo establecido.  A esto sumamos que la tensión existente entre Marte y Urano, que todos estamos sintiendo fuertemente, aspecta en forma negativa a la Casa 11 de Argentina que  rige las instituciones de gobierno, el propósito nacional, esperanzas y sueños. Los malos aspectos de Plutón sobre la Luna (sociedad) y el Sol (gobierno) que se potenciaron con el primer eclipse de la serie 2018 volvieron a activarse con el último del 11 de agosto desestabilizando fuertemente la Casa 4 y por oposición la Casa 10. Casa 4 incluye condiciones de vida, es el fundamento o base de la sociedad y sus tradiciones. La Casa 10 es la casa que representa el gobierno como conducción, así como la reputación nacional, su prestigio, la opinión mundial y la rama ejecutiva principal, tanto como los ideales que la sociedad como conjunto intenta lograr. Tomando en cuenta de que el último eclipse cerró un periodo de dos años, es tiempo de cambios en economía desde una mirada política. Desde hace dos meses estamos viviendo la influencia de un trígono entre Júpiter y Neptuno y cuando estos dos planetas están en esta posición es ambivalente y así como puede generar situaciones en donde realmente podemos tener acceso a comprender sutilmente más allá de lo que está pasando,  por otro lado da una visión mística, por la cual no se tome conciencia de la realidad en espera de una ayuda salvadora o mesiánica que se haga cargo de los hechos con un alto grado de evasión de la realidad. Esta configuración termina el 20 de agosto y la realidad se hará evidente. Más allá de toda esta descripción que no es alentadora, pero que describe los acontecimientos que se están sucediendo, si tenemos en cuenta la posición de Saturno (la política) desde Casa 3, haciendo una oposición a Venus en casa 9 (sostener la paz)  es buen momento para que los representantes políticos escuchen lo que está sucediendo y tengan capacidad de reacción al pedido de cambios y modificación frente a la realidad. Saturno se encuentra transitando por Capricornio y desde allí marca sus tiempos para sentar bases estables, porque este es el momento de sentar nuevas bases sólidas.  Febrero y Marzo son meses donde no hay mucho más tiempo para la estabilidad y sobre todo a partir de Noviembre. Porque para Argentina será en momento del ingreso de Júpiter en Sagitario en Casa 2 (económico en contraposición a Casa 8 (duedas) que coincide con el eje nodal. La semana del 25 de agosto es una semana complicada respecto a la economía y las deudas (Venus cuadratura Plutón), con grandes transformaciones, conflictos y reacciones.

Recomiendo Link: Urano en Tauro y la economía

Mariana

Anuncios